La información detallada sobre la microcefalia

Salud Admin Febrero 27, 2016 0 1
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

La microcefalia es un trastorno del desarrollo neurológico. La microcefalia es un trastorno que está presente al nacer, en el que la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo normal para un niño de esa edad y el sexo. La microcefalia puede estar presente en el nacimiento o puede desarrollarse en los primeros años de vida. La microcefalia se presenta con mayor frecuencia debido a la incapacidad del cerebro para crecer a un ritmo normal. Los niños con microcefalia nacen ya sea con un tamaño normal o reducido cabeza. Posteriormente, la cabeza deja de crecer mientras que la cara continúa desarrollándose a un ritmo normal, la producción de un niño con un poco de cabeza y una frente huidiza, y suelta el cuero cabelludo, a menudo arrugada.

A medida que el bebé crece, la eficiencia del cráneo se hace más evidente, incluso si todo el cuerpo también es a menudo bajo peso y encogida. Desarrollo de las funciones motoras y del habla pueden aparecer posteriormente. El crecimiento del cráneo está determinado por la expansión del cerebro, que tiene lugar durante el desarrollo normal del cerebro durante el embarazo y la infancia. Con mayor frecuencia es causada por anormalidades genéticas que interfieren con el crecimiento de la corteza cerebral en los primeros meses de desarrollo fetal. Está relacionado con el síndrome de Down, síndromes cromosómicos y síndromes neurometabólicos.

Desarrollo intelectual gravemente afectada es común, pero las alteraciones en las funciones motoras puede no aparecer hasta más tarde en la vida. En la población general, microcefalia debido a factores genéticos se produce en 1 de cada 30.000 a 50.000 nacimientos vivos y 1 de cada 10.000 nacimientos debido a otras causas. En algunas poblaciones, la frecuencia puede ser tan alta como 1 de cada 2000 nacimientos. Los síntomas de la microcefalia pueden incluir la aparición de la cabeza del bebé es muy pequeño grito agudo, falta de apetito, convulsiones, aumento en el movimiento de los brazos y las piernas, y retrasos en el desarrollo. No existe un tratamiento específico para la microcefalia.

El tratamiento es sintomático y de apoyo. El tratamiento se centra en las formas de reducir el impacto de su deformidad y discapacidad neurológica. Los programas de intervención en la primera infancia que implican terapeutas ocupacionales física, del habla y ayudan a maximizar la capacidad y minimizar la disfunción. Los medicamentos se utilizan a menudo para manejar convulsiones, hiperactividad y síntomas neuromusculares. La asesoría genética puede ser recomendada por el médico para proporcionar información sobre los riesgos de recurrencia del trastorno y de los exámenes disponibles. La asesoría genética puede ayudar a las familias a entender el riesgo de microcefalia en los embarazos posteriores.

(0)
(0)